Caldo de pollo para calentar el alma

$563,00
Calculá el costo de tu envío
Compartir

El tradicional y rico caldo dorado codiciado por todas las generaciones. Como la penicilina, es un poderoso remedio que cura. Varias cucharadas de este alimento calientan el cuerpo y el alma.
Similarmente, para calentar nuestras neshamot (almas) vamos a ver a maestros, padres y amigos. Ellos comparten un agradable pensamiento de Torá; a veces envuelto en una agradable historia. Una declaración concisa envasa una riqueza de sentido en unas pocas palabras y puede, cuando es interiorizada, calentar el cuerpo y el alma.