Viviendo cada dia

$898,00
Calculá el costo de tu envío
Compartir

El decimoquinto día del mes de Shvat es designado en el
Talmud como el “Año Nuevo” para los árboles. Al ver árboles estallar
en flor, estamos obligados a recitar una plegaria de gratitud para
recordarnos que la belleza en el mundo es un don Divino. Es algo
que no sólo debe ser apreciado, sino usado con reverencia, recordatorio
de su dador.